YOGA PARA EMBARAZADAS

Lucia Abagi

Puedes practicar yoga durante todo tu embarazo adaptando las posturas para adecuarlas a tus necesidades individuales y nivel de salud.

Desde la concepción hasta el parto el cuerpo y la mente de una embarazada pasan por una serie de cambios profundos. No sólo tiene que alojar al feto que crece, sino que también tiene que adaptarse al concepto de maternidad y todo lo que ello conlleva. Traer a un hijo al mundo es posiblemente el hecho más significativo en la vida de cualquier mujer. Dar a luz no es simplemente una cosa pasajera, sino que con seguridad te afectará para siempre y tu actitud ante tu embarazo es vital.

Desde el momento en que el feto está completamente formado experimenta todas las emociones de la madre. Aunque estas emociones no son registradas conscientemente por el bebé, las hormonas que producen alegría o pena, tristeza o felicidad impregnan al feto. Tu estado emocional es, por tanto, de suma importancia mientras cobijas en tu seno a tu hijo.

Tu actitud ante tu embarazo es vital

Amber Land

Una de las funciones del yoga es crear un equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Durante tu embarazo, deberías aspirar a estar tan sana físicamente y tan equilibrada emocionalmente como sea posible. La práctica del yoga te aportará seguridad en ti misma, equilibrio y armonía a tu vida, y puede tener un efecto impresionante sobre tu bienestar general y tu actitud.

ADVERTENCIA

Sin tener en cuenta si ya has practicado yoga antes o estás comenzando por primera vez, es esencial que tengas la aprobación de tu médico o comadrona, y que estés bajo la guía de un profesor de yoga cualificado que tenga experiencia en enseñar yoga para embarazadas. Si has estado practicando yoga durante algún tiempo o lo realizas regularmente, es posible continuar con una rutina ligera durante el primer trimestre. Sin embargo, si nunca has practicado yoga con anterioridad, no haces ejercicio o has padecido un aborto, no deberías comenzar los ejercicios de yoga hasta el segundo trimestre (entre las 12 y 16 semanas de embarazo).

Es esencial que estés bajo la guía de un profesor de yoga cualificado que tenga experiencia en enseñar yoga para embarazadas.

Amber Land

BENEFICIOS DEL YOGA

Con frecuencia se impide a las embarazadas realizar ningún ejercicio físico agotador durante el primer trimestre, particularmente si existe posibilidad de aborto, y se les aconseja comenzar cualquier programa de ejercicio a partir del cuarto mes. Sin embargo, una futura madre activa y sana, que no tiene un historial de abortos, debería comenzar a fortalecer su cuerpo y desarrollar su flexibilidad y un buen tono muscular tan pronto como fuera posible.

Puedes practicar yoga durante todo tu embarazo adaptando las posturas para adecuarlas a tus necesidades individuales y nivel de salud. Estas varían de persona a persona, y por tanto es necesario estar en armonía con tu propio cuerpo, sentir cualquier molestia que pueda surgir y cambiar la posición para que se adecue a ti.

Los ejercicios de estómago te ayudarán a recuperar tu figura después del parto.

Amber Land

Para las mujeres embarazadas los beneficios físicos del yoga incluyen una mayor fuerza y tono muscular, y una mejor postura y equilibrio; flexibilidad en todo el sistema muscular; la estimulación de las glándulas que controlan la producción de hormonas; mayor flujo sanguíneo y mejor circulación y un excelente control de la respiración. Durante la práctica del yoga se masajean los órganos internos. Aún más, los ejercicios de estómago te ayudarán a recuperar tu figura después del parto. El yoga ayuda a reducir los problemas de insomnio y sueño, y promueve una sensación general de bienestar y una perspectiva positiva sobre la vida. El yoga también enseña a observarse a uno mismo y su práctica te pone en contacto de manera intuitiva con tu cuerpo y tus emociones.

El yoga es un instrumento que puede ayudarte durante este emocionante momento y enriquecer de forma alentadora la experiencia global. La mayoría de las mujeres se acercan al parto con algo de miedo e inquietud. Es algo bastante normal pero, de forma alentadora, el yoga hará que tu embarazo y parto sean un poco más fáciles y te ayudará a acercarte a ellos con una sensación de control sereno.

(Extraído de "Yoga para Embarazadas", por Amber Land)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
×