PILATES Y YOGA

Lucia Abagi

Fortaleciendo nuestro cuerpo y aprendiendo a relajarnos y a calmar nuestro sistema nervioso, liberaremos nuestra mente y dispondremos de algún tiempo para la reflexión.

Generalmente se empieza a practicar yoga y pilates con la intención de adquirir una postura mejor, ganar en flexibilidad, reducir las caderas o alisar el estómago. A veces la pretensión es mejorar una salud deteriorada o recuperar el control de una vida dominada por el estrés. En ocasiones, buscamos más que eso, pero a menudo no sabemos exactamente de qué se trata.

Fortaleciendo nuestro cuerpo y aprendiendo a relajarnos y a calmar nuestro sistema nervioso, liberaremos nuestra mente y dispondremos de algún tiempo para la reflexión. Puede que haya muchas personas, con vidas ajetreadas y un precario equilibrio entre el trabajo y los hijos, a las que todo esto les parezca un lujo inalcanzable, pero se equivocan: se trata de una auténtica necesidad. Si no tenemos un cuerpo fuerte y una mente que nos permita concentrarnos, ¿cómo podemos siquiera plantearnos llevar a cabo nuestros planes y mantener nuestros valores en un mundo que parece oponerse cada vez más a la vida que queremos vivir?. No en vano, el principal objetivo del yoga es la realización personal, y el del método pilates, el equilibrio y el control; equilibrio entre el cuerpo y la mente, equilibrio en nuestras vidas, equilibrio en la respiración, y control de la mente y el cuerpo.

¿cómo podemos siquiera plantearnos llevar a cabo nuestros planes y mantener nuestros valores en un mundo que parece oponerse cada vez más a la vida que queremos vivir?

Jill Everett

UNA VISIÓN GENERAL DEL YOGA

El yoga es una forma de vida que se desarrolló hace miles de años; una completa educación del cuerpo, la mente y el espíritu. Se decía que era "el arte de vivir de una forma correcta". Sólo recientemente se le ha identificado con una serie de posturas físicas; en la antigüedad las técnicas meditativas tenían mucha más prominencia.

A lo largo de los siglos, el yoga se ha ido desarrollando siguiendo cuatro vías diferentes. La primera, el Karma Yoga, es el camino del servicio desinteresado, y uno de sus seguidores fue la Madre Teresa de Calcuta. El Jnana Yoga, en cambio, es un planteamiento más intelectual de la evolución espiritual y lo suelen practicar filósofos y sociólogos. El Bhakti Yoga es la vía de la devoción y la expresión artística, y lo practican todos aquellos que desean expresar su arte de una forma devocional. El Raja Yoga por otro lado, se basa en un sistema de concentración y de control mental. Es más práctico y se manifiesta en la meditación que podemos aprender en las típicas clases de yoga. Nos enseña que, para llegar a sentirnos realizados, es preciso que antes consigamos tener un cuerpo sano, adoptar una postura erguida, regular la respiración, llevar una vida adecuada y dominar los sentidos.

"el arte de vivir de una forma correcta"

Jill Everett

El padre del yoga moderno es Tirumalai Krishnamacharya, un gran maestro del que se dice que revolucionó el yoga en el siglo XX. Sus enseñanzas de yoga eran excepcionales, porque tenían en cuenta a cada persona: adaptaba la práctica del yoga a las necesidades personales del estudiante, en vez de obligarlo a ajustarse a los requerimientos de la disciplina. Su manera de difundir su mensaje también era excepcional. Para Krishnamacharya, el yoga era más que una mera práctica física: era una vía para llegar a Dios. Fue también el primer maestro en enseñar a una mujer, Indra Devi, una extranjera que más tarde se convertiría en uno de los profesores más famosos de occidente; de hecho entre sus alumnos se encontraba, además de otras estrellas de Hollywood, Greta Garbo.

EL MÉTODO DE JOSEPH PILATES

Pilates es una técnica de ejercicio físico que pone en relación mente y cuerpo, y que además alimenta el espíritu. Lo creó Joseph Pilates , nacido en Alemania en 1880. Pilates padeció muchas enfermedades físicas durante la infancia, entre ellas asma y raquitismo, de modo que ejercitó infatigablemente su frágil cuerpo con la determinación de aportarle fortaleza y salud. De hecho llegó a practicar gimnasia, esquí, artes marciales, submarinismo, yoga, boxeo, acrobacias circenses y muchos otros métodos de entrenamiento físico. Cuando tenía unos 14 años, Pilates había mejorado tanto su cuerpo que trabajaba como modelo de dibujo anatómico. Hacia la década de 1920 Pilates ya era un experimentado investigador a la búsqueda de nuevas maneras de combatir la fatiga física y las tensiones que causaba la vida moderna. En 1923 se trasladó a Nueva York para abrir su estudio, donde entrenaba a clientes de todo tipo: bailarines, escritores, actores e industriales.

Pilates padeció muchas enfermedades físicas durante la infancia, entre ellas asma y raquitismo

Jill Everett

El método Pilates se caracterizaba por el equilibrio. De hecho, se había inspirado en las filosofías orientales y occidentales y el resultado fue algo nuevo y excitante. Una de las cosas más importantes del método Pilates era que ligaba el bienestar físico y el mental. El método Pilates recibió también la influencia del yoga, cuya huella se observa en el uso de las técnicas de respiración y la concentración mental, así como en la importancia que el método atribuye a la flexibilidad. El amor de Pilates a la gimnasia aportó fisicalidad a su método, y le llevó a desarrollar un sistema que proporcionaba flexibilidad, fuerza, energía y una relajante sensación de concentración y bienestar. Los ocho principios son: concentración, centralización, fluidez, respiración, control, alineación, relajación y resistencia.

(Extraído de "Pilates+Yoga", por Jill Everett)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
×