CHAKRAS Y ENERGÍA

Lucia Abagi

El Prana es la energía que existe en todo lo que está vivo, la que sostiene tu vida. La recibes a través de la luz solar, el aire, los alimentos y los intercambios energéticos que mantienes con otras personas y tu entorno.

El Prana es la energía que existe en todo lo que está vivo, la que sostiene tu vida. La recibes a través de la luz solar, el aire, los alimentos y los intercambios energéticos que mantienes con otras personas y tu entorno. Tu cuerpo gestiona el prana a través de múltiples canales llamados Nadis. Entre todos ellos, tres son los más importantes relacionados con el desarrollo espiritual: Ida, Pingala y Sushumna. Estos tres canales principales se encuentran en el cuerpo astral o sutil y van desde el cóccix hasta la coronilla. Sushumna es el más importante de todos. Su recorrido comprende la parte central de la columna. Ida, o el nadi lunar, se relaciona con el sistema parasimpático, y se ubica a la izquierda de Sushumna. Pingala, o el nadi solar, se relaciona con el sistema simpático, y se ubica a la derecha de Sushumna.

Ida y pingala controlan las funciones vitales y mentales del cuerpo. Sushumna es responsable de la conciencia espiritual. Por lo general, el prana o energía vital fluye por ida o pingala. Normalmente este flujo de prana se halla desequilibrado. A lo largo del día el flujo de prana alterna entre ida y pingala, y esto se refleja en la predominancia de la respiración por una de las fosas nasales. La fosa nasal izquierda corresponde al canal ida; la derecha corresponde a pingala. ​

Ida y pingala controlan las funciones vitales y mentales del cuerpo.

Cuando nuestro prana predomina en Ida (fosa nasal izquierda) nuestra tendencia será sentir mayor somnolencia, pereza, cansancio o tristeza. Es el canal que predomina cuando dormimos por la noche, y por ello se le da el nombre de canal lunar. Cuando predomina Pingala (fosa nasal derecha) nos sentiremos con mayor ímpetu por perseguir objetivos, realizar actividades, aumenta la pasión y la agitación de la mente. Al estar relacionado con las actividades que realizamos durante el día, se le da el nombre de canal solar.

Como hemos visto, durante todo el día nuestra respiración, nuestro estado de ánimo y de energía se alternan reiteradamente, de acuerdo con la predominancia de ida o pingala. Vivimos en un estado mental de desequilibrio, alternando entre estos extremos. El estado mental de equilibrio se alcanza cuando nuestra respiración fluye por igual en ambas fosas nasales. Cuando esto ocurre, significa que nuestra energía fluye por el canal central, la sushumna. Cuando nuestro canal predominante es la sushumna, sentimos paz, plenitud, amor universal, conexión con el universo, inspiración, sabiduría, gozo interior. Acceder a este estado de equilibrio y paz interior es el objetivo del Yoga.

El estado mental de equilibrio se alcanza cuando nuestra respiración fluye por igual en ambas fosas nasales.

Además de los Nadis existen los Chakras o ruedas de energía. No son solo centros de energía, sino que además coordinan la energía de todo el organismo. Por ejemplo, para gestionar la energía de la tierra del primer chakra, has de ser capaz de comer, digerir y eliminar los alimentos. El segundo chakra ha de ser capaz de recibir, aceptar y expresar energía emocional y sexual; el tercer chakra gestiona el poder; para disfrutar de una relación saludable (cuarto chakra), has de tener buena autoestima, unas habilidades relacionales básicas y el corazón abierto. El quinto chakra procesa la comunicación; el sexto chakra recibe la intuición y la convierte en revelación; el séptimo chakra representa la conciencia.

Los siete chakras principales se sitúan a lo largo de la columna vertebral y se enumeran comenzando desde el cóccix hasta la coronilla. La práctica continuada de Yoga busca equilibrar la energía de los diferentes chakras que representan todas las funciones esenciales, tanto físicas como psíquicas. Aquí te compartimos las distintas correspondencias de los chakras, para que potencies tu trabajo de equilibrio energético, utilizando desde aromas hasta mantras.

Los Chakras coordinan la energía de todo el organismo

MULADHARA o CHAKRA RAÍZ

ÁREA DEL CUERPO: cóccix, columna vertebral, riñones, aparato digestivo inferior.
GLÁNDULA ENDOCRINA: suprarrenales.
COLOR: Rojo.
ELEMENTO: Tierra.
FUNCIONES: instinto, seguridad, supervivencia, toma de tierra.
PIEDRAS: Coral rojo, rubí, ágata de fuego, ojo de tigre, hematite.
AROMAS: Clavo de olor, mirra y cedro.
AFIRMACIÓN: Yo tengo.
MANTRA: LAM.

 

SVADISTHANA o CHAKRA SACRO

ÁREA DEL CUERPO: sistema reproductor, sistema urinario, bazo.
GLÁNDULA ENDOCRINA: glándulas sexuales.
COLOR: Naranja.
ELEMENTO: Agua.
FUNCIONES: emociones, creatividad, energía sexual.
PIEDRAS: citrino, cornalina, cuarzo rutilado negro.
AROMAS: Ylang Ylang, naranja y sándalo.
AFIRMACIÓN: Yo deseo.
MANTRA: VAM.

 

MANIPURA o CHAKRA PLEXO SOLAR

ÁREA DEL CUERPO: estómago, , vesícula biliar, sistema nervioso.
GLÁNDULA ENDOCRINA: páncreas.
COLOR: Amarillo.
ELEMENTO: Fuego.
FUNCIONES: mente, poder, control y libertad propia.
PIEDRAS: citrino amarillo, crisoberilo, cuarzo rutilado dorado.
AROMAS: Lavanda, romero y bergamota.
AFIRMACIÓN: Yo puedo.
MANTRA: RAM.

 

ANAHATA o CHAKRA CORAZÓN

ÁREA DEL CUERPO: corazón, pulmones, hígado, sistema circulatorio e inmunológico .
GLÁNDULA ENDOCRINA: timo.
COLOR: Verde.
ELEMENTO: Aire.
FUNCIONES: devoción, amor, sanación y compasión.
PIEDRAS: malaquita, esmeralda, cuarzo rosa.
AROMAS: Rosa y palo de rosa.
AFIRMACIÓN: Yo amo.
MANTRA: YAM.

 

VISHUDDHI o CHAKRA GARGANTA

ÁREA DEL CUERPO: vértebras cervicales, sistema linfático, pulmones, bronquios, cuerdas vocales, oído.
GLÁNDULA ENDOCRINA: tiroides.
COLOR: Azul.
ELEMENTO: Éter.
FUNCIONES: auto-expresión, comunicación, expresión creativa.
PIEDRAS: turquesa, aguamarina, azurita.
AROMAS: Salvia y eucalipto.
AFIRMACIÓN: Yo hablo.
MANTRA: HAM.

 

AJNA o CHAKRA TERCER OJO

ÁREA DEL CUERPO: sistema endocrino, ojos, senos paranasales, sistema nervioso.
GLÁNDULA ENDOCRINA: pineal.
COLOR: Índigo.
ELEMENTO: Luz.
FUNCIONES: intuición, percepción extrasensorial y sabiduría interior.
PIEDRAS: lapislázuli, amatista, fluorita púrpura.
AROMAS: Menta y jazmín.
AFIRMACIÓN: Yo comprendo.
MANTRA: KSHAM.

 

SAHASRARA o CHAKRA CORONA

ÁREA DEL CUERPO: cerebro, cuerpo energético.
GLÁNDULA ENDOCRINA: pituitaria.
COLOR: Violeta, blanco, dorado.
ELEMENTO: Espacio.
FUNCIONES: trascendencia, conexión con la divinidad.
PIEDRAS: diamante, cuarzo claro, oro.
AROMAS: Incienso y loto.
AFIRMACIÓN: Yo soy.
MANTRA: OM.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
×